PASO I: Siéntate delante de una vela. Mírala fijamente. Respira profundamente con tu abdomen. Todos los pensamientos que te vengan, déjalos pasar. Los contemplas como lo que son. Entelequias de tu mente. Constructos. LAS TRAMPAS DE LA MENTE. Hasta que se canse. De hablar Ella Sola. Mira la Llama. No la pierdas de vista. Un día verás que es Ella la que te ve a Ti. Ese día algo dentro de ti habrá iniciado su despertar y Tú habrás iniciado tu Sanación