Primero acallaremos la mente...